ANNIVERSAIRE

                         

                                             

                                                      60 ans cela se fête!!  Sylvaine, Olivier et moi même sommes allés faire une grosse surprise à Patrick..

.

                                                                                                  

                                             Le jour même ,repas au restaurant : copieux, varié et succulent

                                         Le restaurant en question a des appréciations excellentes sur le web

              

                                        

                                                                                                        Voici quelques plats....

                            

                            

                            

                            

                            

                            

                            

                          

                           

                           

                                  

                                 

                                 

                                

                                                                  et puis, au dessert, cadeau-surprise...

                                               

                         

                                                                                                       

                          

                                                                     après cela découverte de Madrid d'une façon  inhabituelle

                           

                                              

                           

                           

                          

                           

                          

                         

                       

                       

                           

                                                  

                          

                         

                         

                         

                         

                         

                         

                        

                           

                                                       J'ai voulu ajouter le commentaire d'un Madrilène::

Una vez lanzados al vuelo, empieza a sonar una melodía por un altavoz de la cabina y una voz masculina nos empieza a dar la bienvenida y

ponernos en situación. Se nos indica la duración del trayecto (11 minutos), la velocidad 'de crucero' a la que viajamos, la distancia del trayecto

(2'5 kms), etcétera. Asímismo empieza a narrarnos lo que podemos ver desde el lugar en el que nos encontramos, destacando: El palacio Real

, la Almudena, El templo de debod, la m-30, el manzanares, la casa de campo, la estación de príncipe pío...

En cuanto a las VISTAS decir que algunas son realmente preciosas, como la del horizonte que se dibuja con el Palacio Real al fondo... o la de

la llegada a la casa de campo, con toda esa vegetación bajo nuestra cabina. Pero también sorprenden algunas vistas especialmente 'cutres'.

Sobre todo sorprende la de unos edificios bastante altos, que se pasa muy cerca de ellos. Son edificios que dan una apariencia de degradación

muy grande, y el turista que visita Madrid se puede llevar una muy mala imagen de la ciudad. Muchos se preguntarán... ¡como hace éste recorrido

el teleférico, con lo bonito que es Madrid!.

Otra de las cosas que sorprenden negativamente es el punto de llegada el teleférico. Te deja en plena casa de campo, en un edificio-estación con

un bar y poco más... en medio de la nada, y con muy poco para ver. Quizá la mejor vista es la del parque de atracciones, que no está tan cercano

como te dicen en el teleférico (por la publicidad que dan, te imaginas que el teleférico te va a dejar en pleno parque de atracciones). También me

gustaría hacer un aviso a navegantes, y es el hecho de que muy cerquita de ésta estación de llegada del teleférico, hay muchísima prostitución (que

se puede ver claramente desde las cabinas, antes de 'aterrizar'). Eso no es problema; pero el problema es que cuando anochece, la zona no es la

más propicia para aventurarse

 

                           

                          

                          

 

                                             Nous avons marché assez longtemps  dans ce "poumon" de Madrid,

                                                                             pour rejoindre le métro

                               

                                           et retour à la maison où nous aurons droit à du champagne pour terminer la journée en beauté...

                                         

                         

                                                             Une journée bien remplie...